¿Cómo jugar al blackjack?

header-image

Para muchos expertos en juegos, no existe uno tan fácil de entender como el blackjack online. Sus diversas modalidades tienen presencia en el mundo del casino en linea desde hace décadas y su aterrizaje en el universo online fue perfecto.

Con el paso del tiempo, este juego no ha hecho más que crecer en popularidad hasta ser, probablemente, el preferido de la mayor parte de los usuarios. Pero jugar a blackjack exige una serie de cosas. La más importante puede que sea el conocer cómo se hace y eso no es tan sencillo. Hoy vamos a darte la mejor guía para que siempre disfrutes de este increíble juego.

Betway casino logo
Betway Casino
Análisis de casino
4 / 5
Bonos de bienvenida
400€
Después del primer depósito
100% hasta 400€

La sencillez del blackjack

Puede que parezca otra cosa, pero la realidad es que cualquiera podría aprender las reglas del blackjack en apenas unos pocos minutos. También es cierto que existen varias modalidades distintas, así que no siempre será posible centrarse en todas ellas.

Pese a esto, jugar a blackjack es sencillo y siempre arranca de la misma manera: los jugadores deben sentarse a la mesa y hacer su primera apuesta en las posiciones conocidas como casillas. Sea cual sea la modalidad y la mesa por las que te decidas, siempre se mostrará claramente cuáles son las apuestas máximas y mínimas que se permiten.

Para saber estos valores en tu web, todo cuanto debes hacer es hacer clic en el icono de las fichas. Una vez que todos los jugadores hayan colocado sus apuestas, se deben repartir dos cartas boca arriba a la vista de todos ellos. La banca recibirá una carta, si se trata del estilo clásico, o dos, si hablamos del estilo americano. En este caso, una estará boca arriba y otra boca abajo.

Objetivo del blackjack

La misión que debe cumplir cualquier jugador de blackjack es vencer a la banca. Para que esto sea así, lo que debe ocurrir es que tengas una mano con una mejor puntuación de la que tenga la banca, eso sí, nunca puede superar los 21 puntos. También es cierto que puede ocurrir que ganes igualmente con menos de 22, pero solo si la banca también se ha pasado de 21.

Si tu mano suma 22 puntos, se dice que te has pasado y eso significa que habrás perdido el dinero que hubieras apostado para esa mano.
A medida que la partida avance y llegue tu turno, cada jugador puede pedir cartas con el objetivo de mejorar el valor de la mano. Una vez que estas peticiones de cartas acaben, la banca deberá completar su mano también.

En este último punto, las normas son bien claras, aunque vuelven a cambiar en función de la variante de blackjack a la que decidas jugar. Tal y como te recomendamos en nuestro artículo sobre las normas de este juego, es vital que las conozcas lo mejor posible porque eso será lo que te ayude a tomar las decisiones de la manera más acertada.

Objetivo del blackjack

Valores de las cartas en el juego

Seguro que no sorprende el hecho de que la mejor mano de este juego se llame blackjack. Esta te ofrece mejores premios que cualquier otra combinación de cartas y está formada por un as y por otra carta cualquiera cuyo valor sea de 10. Esta mano debe ser completada con las 2 primeras cartas de la partida y es invencible al 100 %.

La única posibilidad de que no ganes la mano con un blackjack es empatando. Esto solo puede ocurrir en el caso de que la banca también tenga un blackjack.

Hay varias cartas en el juego del blackjack cuyo valor es de 10. Los dieces, las jotas, las damas y los reyes cuentan con ese valor. Además, las ases tienen dos puntuaciones posibles: 1 y 11. La ventaja de estas cartas es que el jugador podrá elegir la puntuación que más le convenga en cada momento.

Imagina que tienes una mano en la que llevas un as y un cuatro. Pues bien, en ese caso, tu mano podría tener un valor de 5 o de 15. Recuerda que, si el as vale 11, el total recibirá el nombre de “suave”. Cada jugador tiene la oportunidad de pedir una carta adicional o doblar, en el caso de la mano suave. Todo esto, se puede hacer sin correr el riesgo de ser eliminado.

Valor de los premios en el blackjack

El valor más habitual en las manos ganadoras del blackjack es el que sigue la proporción 1 a 1. Desde esta proporción, si apuestas 10 euros y ganas la mano, te llevarás 10 euros de premio. Por supuesto, esa cantidad se sumaría a lo que hayas apostado. Si ganes mediante un blackjack que pague 3 a 2, entonces las cifras mejoran, siempre que la banca no te iguale.

El empate se produce en blackjack cuando tu mano tiene el mismo valor que la de la banca. Si es así, se te devuelve el valor de tu apuesta, pero no logras ganancia alguna. En el caso de que pierdas tu mano, también pierdes la apuesta. Hay excepciones a estas reglas generales, pero la base ya la hemos visto aquí.

Por norma general, el pago se realizará en el momento en el que la banca haya completado su mano, Es vital que conozcas las normas de cada variedad de blackjack porque hay diferencias notables entre ellas. Cómo se juega y cómo paga la banca es una de esas diferencias más claras.

Otra tiene que ver con el comportamiento de la banca en el que caso de pedir cartas ante un 17 suave o no. A veces, la banca deberá plantarse ante esa situación, mientras que en otras tendrá que pedir carta. Eso sí, en todas las modalidades de blackjack, la banca debe pedir carta si cuenta con un 16 o menos en su mano.

Valor de los premios en el blackjack

Dividir, doblar o rendirse

Hay muchas más cosas que hacer cuando eres jugador de blackjack que pedir cartas o quedarte con las que te den. Existen diversas acciones adicionales que tan solo deberás realizar en situaciones concretas. Cada una de ellas dependerá de las cartas que hayas recibido en un inicio y son estas:

Dividir: esencialmente, esta acción logra convertir una mano en dos. Gracias a esto, tus opciones de lograr buenos resultados en una partida se multiplican. Al dividir una mano, podrás realizar una apuesta adicional en la segunda mano, eso sí, deberá ser del mismo valor que la primera. Estas son las situaciones que se te pueden presentar:

  • Se te reparten dos cartas de inicio con el mismo rango. Se juegan las dos manos de manera totalmente independiente y puedes ganar, empatar o perder.
  • En algunas de las modalidades de blackjack, podrás dividir cartas iguales en más de una ocasión.
    Hay varias limitaciones para esta acción que es bueno que conozcas.
  • Se producen cuanto intervienen los ases. Al dividirlos, solo se permitirá repartir una carta para cada una de las nuevas manos y con eso, se verán reducidas tus posibilidades de pedir, dividir o doblar para lograr una mejora en tu posición en la partida.

Doblar: gracias a esta acción podrás duplicar tu apuesta inicial, pero esto tan solo puede usarse en determinadas circunstancias:

Una vez que se hayan repartido las 2 primeras cartas. En ese momento, puedes añadir otra apuesta sobre la inicial, pero con la condición de recibir tan solo una carta extra para completar la jugada.

Todos los juegos de blackjack te van a permitir doblar en las dos primeras cartas.
Además de esto, debes saber que en algunas variantes vas a poder doblar después de haber dividido. En este caso, debes tener siempre presentes los siguientes factores:

  • Tras haber dividido una mano o dos, podrás proceder a doblar, pero para eso deberás añadir otra apuesta.
  • Si lo que quieres es doblar después de haber dividido, lo que se aplicarán serán las normas habituales para doblar a partir de ese mismo momento.

Rendirse: en algunas de las muchas modalidades de blackjack que existen vas a poder abandonar la mano y recuperar así el 50 % de la apuesta inicial que hayas realizado. Esto lo podrás hacer cuando veas que vas a perder contra la banca, pero solo cuando esta opción esté disponible en la modalidad de blackjack que tengas.

Otras opciones de juego

A lo largo y ancho de una partida de blackjack son muchas las variantes y las decisiones que debes tomar. Por supuesto, estas últimas van a depender por entero de las cartas que tengas en la mano, pero también de la modalidad de blackjack de la que hablemos. Algunas de las opciones que se plantean son las que te contamos ahora:

– Carta: vas a poder pedir cartas extra para mejorar las manos que lleves. Podrás hacerlo de una en una hasta el momento en el que el valor de tu mano sea igual o superior a 21.

– Plantarse: cuando tu mano tenga un valor igual o superior a 21, podrás plantarte y no seguir arriesgando a que te pases de ese valor.

– Dividir: en algunas de las variantes de blackjack de las que puedes disfrutar en las webs de casino, cuando tus primeras dos cartas sean del mismo valor, podrás hacer apuestas adicionales y generar así una segunda mano que también se jugará contra la banca.

– Doblar: podrás colocar una apuesta adicional que sea igual a la inicial. Esto se puede hacer a cambio de recibir una carta más para cada una de las manos que tengas y después plantarte automáticamente.

– Rendirse: podrás renunciar a la mitad de tu apuesta y poner fin a la mano sin más dilación.

– Seguro: en alguna modalidad de blackjack, cuando la primera carta de la banca sea un as, podrás hacer una apuesta de la mitad de la original. A cambio, vas a recibir 2 a 1, si la banca es capaz de completar su blackjack.

– Cobrar 1 a 1: si has logrado un blackjack y la banca muestra un as, la opción de cobrar de este modo es muy interesante. Si quieres cobrar 1 a 1, el pago será ese con independencia de si la banca tiene un blackjack o no. Si quieres cobrar de ese modo, la mano se jugará de manera normal.

Dividir, doblar o rendirse en el blackjack

Conclusiones importantes para el jugador

Tomar decisiones correctamente es vital para los jugadores de blackjack. Como hemos visto, hay muchos factores que pueden influir en esto, así que debes estar preparado para cualquier cuestión que pueda surgir.

Saber cómo jugar al blackjack no es tan fácil como conocer las reglas del blackjack, sino que hace falta mucho más. Como dijimos, conocer las reglas del juego es cuestión de minutos, pero aplicarlas correctamente requiere de mucha más experiencia.

Un buen jugador de blackjack debe conocer las mejores estrategias, pero sobre todo, deberá anticiparse a la hora de tomar decisiones. Solo podrás acertar si conoces todo bien y cuentas con experiencia. Date tiempo para llegar a ser el mejor jugador que puedas.

A pesar de la importancia que tienen guías como esta para ti, no hay mejor manera de progresar como jugador de blackjack que jugando. Hay muchas webs de casino que te permiten jugar sin arriesgar tus fondos, así que no dudes en probar antes de jugar. La práctica hará de ti un buen jugador, sin duda.

Todo cuanto nos queda es recomendarte que disfrutes a tope de un juego único. El blackjack puede hacer que disfrutes de lo lindo con tu ocio online, pero también que ganes todo lo que siempre has soñado.

ViveLaSuerte Casino
VivelaSuerte
Análisis de casino
3 / 5
Bonos de bienvenida
300€
+ 5€ Gratis
Bono sin depósito
5€ Gratis
Después del primer depósito
100% hasta 300€