¿Qué hago si tengo un problema de adicción?

header-image

Hoy nos vamos a poner un poco más serios para hablar de un tema muy importante: la adicción o posible adicción al juego.

Es un problema que la mayoría de nosotros vemos muy lejano porque siempre pensamos que no nos va a tocar. “Yo controlo”, “puedo parar cuando quiera” y ese tipo de frases son, desgraciadamente, un posible indicio de adicción.

Definición de adicción

Pero empecemos por el principio: ¿qué es la adicción al juego y como se llama?. La adicción al juego, ludopatía o juego patológico es un desorden adictivo caracterizado por la conducta descontrolada en relación a los juegos de azar.

Esta conducta descontrolada consiste en un deseo irreprimible de jugar a pesar de que la persona es consciente de las consecuencias negativas que puede tener.

Hay quien considera que la ludopatía no es una adicción sino un trastorno de control de los impulsos. Sea como sea, la inversión de tiempo, dinero y energía se va incrementando con el tiempo y la persona se va haciendo más dependiente del juego para enfrentarse a la vida diaria.

Síntomas de la ludopatía

La negación es uno de los síntomas más claros junto con el incremento de pensamientos sobre el juego, la irritabilidad y el uso del juego como mecanismo de evasión. En casos extremos se puede llegar a perder la casa, el trabajo… y se puede llegar a cometer delitos. El intento de recuperar las pérdidas con nuevas apuestas es otro síntoma más a tener en cuenta.

Desafortunadamente, la ludopatía puede llevar a otros síntomas como ansiedad, depresión…y hasta problemas de corazón derivados del estrés porque el ludópata es como un drogodependiente que necesita el juego y hace lo que sea por jugar, incluso tiene síndrome de abstinencia.

Este estrés y estos síntomas pueden también llevar a otras adicciones como el alcohol o las drogas en un intento de aliviar la presión que la ludopatía ejerce en las personas con problemas con el juego.

Posibles causas

Pero, ¿qué causa la adicción? ¿Por qué algunas personas sienten ese deseo irrefrenable de jugar? No puede decirse que haya una causa concreta, los expertos hablan de una mezcla de ellas: problemas psicológicos, la genética, el entorno familiar y social y la estructura de los juegos ya que los juegos nos crean la esperanza de ganar y ser premiados.

Tratamientos y consejos

Por suerte para todos hoy en día hay muchas y variadas maneras de maneras de vencer esta enfermedad. Los tratamientos pasan por terapia, grupos de apoyo, Jugadores Anónimos y, en algunos casos, antidepresivos para aliviar la tensión causada por la adicción.

La ayuda de los amigos o familiares también es clave para una detección temprana, ya que estos pueden darse cuenta de algunas señales como cambios de humor, aumento del tiempo que el ser querido pasa jugando o notar que empieza a faltar al trabajo o deja de lado sus estudios.

Otra de las armas más importantes es la prevención. Tenemos que encontrar el límite entre el juego sano como actividad de ocio y el juego patológico o perjudicial; para ello son necesarias la información y la comunicación.

Podemos empezar por poner límites en nuestras cuentas online (límite de depósito, límite de apuesta máxima diaria…) y hacernos con una tarjeta pre-pago en la que pongamos solo la cantidad que queremos gastar.

Encontrar alternativas de ocio y mantener una vida ocupada también pueden ser una forma de prevención. También debemos intentar evitar situaciones o compañías que nos puedan llevar a jugar.

Diferencias por sexo

Como en casi todo en la vida, también hay diferencias entre los hombres y las mujeres en el tema de la adicción. Por regla general, las mujeres la sufren más tarde pero la desarrollan más rápido aunque también se suelen recuperar más fácilmente que los hombres.

¿Cómo puedo saber si estoy desarrollando problemas con el juego?

A lo mejor al leer este artículo de JonhSlots te estás preguntando: ¿cómo puedo saber si soy ludópata? Hay muchos tests que puedes hacer online con preguntas sencillas sobre tus hábitos de juego y de vida. Estos tests tienen preguntas del tipo ¿mientes a tu familia y/ o amigos para seguir jugando? ¿Pides dinero prestado para jugar e intentar recuperar pérdidas?

Si después de hacer el test los resultados indican que podrías estar desarrollando una adicción al juego, no dudes en pedir ayuda. Habla con un familiar o un amigo cercano y busca ayuda profesional.

Puedes empezar por visitar la siguiente página web: http://www.jugadoresanonimos.org

Y si los resultados del test son negativos, puedes seguir con tus hábitos de juego ¡pero siempre con responsabilidad!