¿Cuáles son las supersticiones más comunes en el casino?

header-image

Los jugadores posiblemente sean de las personas más supersticiosas del mundo y pueden llegar a hacer cosas de lo más curiosas para intentar atraer a la suerte. Un 80% de los apostadores habituales confiesan ser supersticiosos, hacer algún tipo de ritual antes y durante sus sesiones de juego o llevar encima algún tipo de amuleto.

Los juegos de casino y, especialmente, la ruleta, los dados y las tragaperras requieren una buena dosis de suerte. Algunos prefieren centrarse en sus habilidades y el sentido común y otros prefieren ponerse ropa interior de color rojo o llevar una pata de conejo en el bolsillo.

Juego y superstición en el casino

Se han escrito muchos artículos y se ha hablado mucho sobre la relación entre el juego y las supersticiones y se ha llegado a la conclusión de que es muy fácil que estas creencias se desarrollen en los jugadores y sienten una base para futuras sesiones de juego.

Después de todo, las supersticiones son intrínsecas a la naturaleza humana, han acompañado al hombre desde que se tiene conocimiento. Mucho antes que las religiones ya existían los rituales sagrados y los hechizos aunque, por suerte, hemos pasado de sacrificar vírgenes a tocar madera.

No todas las manías se desarrollan por decisiones personales, muchos jugadores no tienen ninguna duda sobre creencias ya existentes. De manera inconsciente eligen creer ciertas supersticiones: si piensas que jugar al póker con las piernas cruzadas te trae mala suerte, puede que pierdas porque subconscientemente esperabas perder. Y si esto ocurre esa creencia se reforzará.

Si un jugador gana, va a intentar recrear el mismo ambiente y las mismas situaciones en las siguientes sesiones. Igualmente, si pierde, intentará averiguar lo que ha causado su mala suerte. Por ejemplo, si tiene un par de rondas malas con un mismo dealer seguramente desarrolle la idea de que ese dealer no le da buena suerte.

Juego y superstición en el casino

Supersticiones populares

Rituales: son acciones o rutinas destinadas a atraer a la suerte. Pueden ir desde cruzar los dedos a soplar los dados o tocar madera.

Compañía: algunos jugadores consideran que la presencia de una cierta persona les puede traer suerte o mala suerte. Algunos pueden llegar a besar a su acompañante como parte del ritual.

Marcharse de la mesa: hay quien considera que levantarse de la mesa durante la sesión puede hacer que pierdan su buena racha. Aunque hay quien piensa justo lo contrario y prefiere levantarse de vez en cuando.

Prendas de la suerte: mucha gente aplica esto no solo al juego sino a muchos otros aspectos de su vida. Son distintas prendas de ropa que llegan a hacer creer al propietario que le van a ayudar a ganar el jackpot.

Números y colores de la suerte: esta creencia no es tan rara debido a la influencia de los números también en la religión. El 7 es ampliamente considerado como el número de la buena suerte que atrae la prosperidad, por eso aparece tan a menudo en las tragaperras. Igualmente, la gente suele jugar siempre los mismos números a la lotería.

De la misma manera, el número 13 es temido en muchas culturas y se asocia con la muerte. ¡Muchas líneas aéreas no tienen fila 13 en sus asientos!

Los colores también tienen gran influencia, sobre todo en las culturas asiáticas donde los jugadores suelen llevar prendas rojas o apostar al color rojo en la ruleta. En Macao (la capital del juego asiático) hasta se habilitan habitaciones de color rojo en los casinos. Así mismo en Asia el color blanco representa el luto y el mal agüero.

Amuletos: hay muchos objetos que se llevan como amuletos de la buena suerte. La herradura, el trébol de cuatro hojas y la pata de conejo están entre los más habituales aunque algunos prefieren llevar cualquier otro tipo de objeto favorito ¡como puede ser una estampa de San Pancracio!

También hay objetos que se considera que traen mala suerte como los paraguas, los espejos rotos o los gatos negros.

Algunos amuletos y rituales tienen significados distintos en distintas culturas y nacionalidades por lo que es importante respetar las creencias de cada uno.

“Número dormido”: consiste en la superstición de que aquellos casilleros en los que, a lo largo de la noche nunca hayan caído las bolas, tienen más probabilidades de salir en el futuro cercano. De hecho, algunos jugadores anotan los giros y los consultan antes de efectuar las siguientes apuestas.

Tragaperras: generalmente los jugadores no suelen querer apostar en máquinas que ya hayan dado un premio grande esa misma noche. Esto se debe, fundamentalmente, a que creen que no volverá a darlo en las siguientes horas.

¿Afortunado en el juego, desafortunado en amores?

¡No siempre! El inventor del método para contar cartas, Edward E. Thorp, ganó cientos de millones y tuvo un matrimonio feliz que duró más de 50 años. También el multimillonario y matemático Bill Benter (que creó una fórmula para predecir el resultado de las carreras de caballos) tiene esposa e hijos.

Beneficios de las supersticiones

Siempre que no dejes que las supersticiones te controlen, creer que algo puede traerte suerte puede ser incluso beneficioso. Si te sientes en una racha de buena suerte posiblemente estarás contento y relajado y hará que te lo pases mejor mientras juegas. Al no tener estrés seguramente tomes mejores decisiones.