Las mejores estrategias para póker

header-image

Muchos de los juegos con los que te encuentras en las mejores webs de casino del momento tienen al azar como gran protagonista. Esto ocurre, por ejemplo, en la tragamonedas online, donde tu habilidad no contará demasiado. Sin embargo, el póker es todo lo contrario, ya que es el jugador y su talento quienes deciden las partidas.

Hoy vamos a conocer algunas estrategias y consejos prácticos que te serán de gran utilidad para mejorar tu rendimiento como jugador de póker.

Toma buenas decisiones

Todos los jugadores de póker deben aceptar que, en ocasiones, pierden dinero. Esto forma parte del juego y es inútil pensar que ganarás siempre, porque no es así. El objetivo real de las estrategias es mejorar resultados, así que no esperes recetas milagrosas.

Gracias a la guía que hoy te traemos, vas a mejorar de manera notable en algo vital: la toma de decisiones. No mires el resultado de tu juego partida a partida, sino más a largo plazo y de ese modo tus estrategias serán mucho más inteligentes y efectivas.

Seleccionar bien las manos

Hay una parte muy matemática en el póker. A algunos puede parecerle complicado, pero no lo es, y mucho menos aún en un nivel básico.

Todo comienza por la mejor selección posible de las manos de inicio. Esto es realmente importantes, pero ahí no se acaba el trabajo. La verdadera diferencia entre los jugadores profesionales y el resto es que los primeros son capaces de jugar mejor sus manos durante el resto de la partida, tras haber decidido bien con la mano de inicio. Entre la habilidades que debes desarrollar para esto están las de calcular las probabilidades de bote, ver los faroles o hacer un uso perfecto de tu posición. Todo esto se logra con tiempo y experiencia.

las mejores estrategias para póker

Evitar el tilt a toda costa

El tilt es la pérdida del control de la partida debido a las emociones. Esto es algo que ocurre a menudo con jugadores de poca experiencia, y marca la diferencia con los grandes.

Cada jugador de póker intenta usar las emociones del resto en su favor, pero eso puedes evitarlo si eres capaz de controlar las tuyas. No hay estrategia peor en el póker que la de dejarse dominar por las emociones. Esto hará que tomes decisiones erróneas que te harán perder dinero sin duda. En el caso de entrar en tilt puedes dejar la partida un rato o para otro día.

Entender al resto de jugadores

Una de las mejores estrategias que podrás seguir en tus partidas de póker será la de no perder ni un solo detalle de lo que hacen tus adversarios. Muchos jugadores comenten el error de pensar solo en su mano, pero la verdadera clave está en ser capaz de hacerlo y de seguir las evoluciones de la partida hasta en su  más mínimo detalle.

En este sentido, dará igual la mano que lleves si no eres capaz de seguir lo que hacen los demás. Si el resto de la mesa sigue tus movimientos, se dará cuenta de que no estás atento e irán a por ti.

Debes jugar siempre la mejor mano

Una vez más, esta acción tiene mucho que ver con la importancia de tomar buenas decisiones. Lo primero es que debes saber si la mano que llevas puede ser suficiente para ganar o no. No retrases esta decisión, de hecho, deberás hacerla cuando todos los jugadores tengan aún sus cartas boca abajo.

Juega y ve a por todas siempre que cuentes con una mano fuerte. En el caso de que no sea así, cuentas también con el recurso del farol, pero no debes abusar de él o perderá su efectividad. A partir de ese momento, debes ser capaz de seguir atento y mantenerte alerta ante cada movimiento en la mesa. Todo cuenta para intentar tomar ventaja con respecto al resto de miembros de la mesa.

las mejores estrategias para póker

Jugar en Turn y en River

En el Turn, la gran mayoría de jugadores de póker ya habrán doblado, así que los que queden, deberían estar allí por una buena razón, es decir, porque se ven con buenas posibilidades de llevarse la mano. Si uno de los jugadores sube la apuesta, casi siempre va a significar que lleva una mano fuerte. Lo mejor en este caso, es doblar y abandonar la mesa.

En el caso de que estés jugando en River, la partida se habrá convertido en un mano a mano y eso aconseja que estés todavía un poco más alerta si cabe. En este momento, entra en acción tu capacidad para intuir si tu oponente lleva o no una buena mano.

Distintas tácticas en el flop

Buena parte del desarrollo de tu estrategia como jugador de póker tiene que ver con el flop. Antes del mismo, deberás realizar el mejor análisis posible sobre el juego. Tanto es así que nunca deberás seguir el flop hasta que no sepas con seguridad qué pueden hacer los otros jugadores con sus manos.

En el post flop sí que tienes la ocasión de analizar las posibilidades que te dé tu mano en relación con las cartas comunitarias que se hayan dado. Si ves que tus opciones han bajado, deberías doblar de manera inmediata, pero, si tus opciones de ganar han subido, no debes dudar ni un momento más y lánzate a apostar.

Estrategias para torneos Sit and Go

En este tipo de torneos, el objetivo que persigues es de lograr hacerte con las fichas de todos los jugadores. Recuerda que en estos torneos se juega a la modalidad Texas Hold´em. Toda tu estrategia deberá depender de la cantidad de fichas que tiene un jugador si lo comparamos con el tamaño de las ciegas. Este es el motivo por el que al principio de cada juego se compararán las fichas que tengas a tu disposición con la pila de fichas ciegas.

Esta estrategia va a consistir en que debes jugar pocas cartas, pero deben ser todas ellas muy fuertes, si hay más de 12 ciegas. Solo lograrás ganar dinero cuando las ciegas sean altas. A continuación, debes atacar a fondo al resto de la mesa para intentar dejarlos fuera de la partida y lograr de este modo una ventaja significativa.

Lo que se está pretendiendo con este tipo de estrategia es lograr que al menos 2 o 3 jugadores digan “yo voy”. De esta forma, podrás seguir empujando hasta lograr saber qué hacen los demás. Con tus cartas Premium en la mano, si tu rival no tiene fichas, podrás lograr botes pequeños para poder crecer.

En la parte final de este tipo de torneos es donde más nivel encontrarás y, por lo tanto, donde será más difícil también hacerte con dinero. La mejor estrategia en ese momento es ser todo lo agresivo que puedas para acabar con los rivales.

Los mejores momentos para apostar en el póker

No hay mejor estrategia en póker que la de ser capaz de reconocer cuál es el mejor momento para hacer tus apuestas. Si eres capaz de hacerlo, serás un buen jugador, sin duda, pero esto llevará tiempo y vas a necesitar de experiencia.

Algo que debes descartar es la táctica de usar siempre el mismo tipo de apuesta en momentos iguales, porque el resto de jugadores verán que lo haces y reaccionarán. Debes variar las formas de apostar y también las cantidades, pero pensando en todo momento en el objetivo final que se tiene en mente.

Si crees que la mejor estrategia para ti en un momento dado es que tu oponente se retire, deberás apostar la menor cantidad de dinero que te sea posible. Hacer esto te hará ahorrar y estar más cerca de tu meta debido a que la mayoría de jugadores dejarán la partida, ya que los que sigan, lo harán con total independencia del tamaño de tu apuesta.

Si deseas que un jugador deje la partida con un call, la mejor estrategia será que hagas una apuesta value. Con esto, queda claro que llevas la mejor mano de la partida. Ante esa situación, debes hacer justo lo contrario de lo acabamos de ver. Deberás hacer la mayor apuesta que puedas para marcar territorio y dejar claro que vas con todo a por la mano.

En resumen, debes conocer varias alternativas de estrategia para saber usarlas en los momentos en los que más te convenga. Solo con ser capaz de hacer esto, estamos seguros de que tus resultados mejorarán de manera más que notable y tu experiencia de juego será realmente única.