¿Qué es la volatilidad en las slots?

header-image

En JohnSlots trabajamos cada día para que dispongas siempre de la información más actualizada y especializada posible. Nuestros expertos no pierden ni un solo detalle de todo lo que se mueve en un mundo tan cambiante y dinámico como el del casino online. En nuestro ánimo de seguir dándote lo mejor, queremos profundizar también en conceptos que tienen una enorme importancia para los usuarios de este tipo de webs.

El concepto en el que hoy vamos a trabajar, tiene enorme relevancia en muchos de los juegos de los que tanto hemos hablado en nuestros análisis y reseñas. Sin embargo, hoy nos centraremos en las slots, esa modalidad que tanto éxito está teniendo y cuyo crecimiento no parece haberse detenido aún. Al concepto al que nos estamos refiriendo es la volatilidad.

Lo más probable es que, si cuentas ya con una cierta experiencia en el mundo de las tragamonedas, hayas tropezado alguna vez con este concepto. Lo primero que debe quedar bien claro es que la volatilidad es un concepto de enorme importancia cuando hablamos de las slots. De este término, va a depender totalmente tanto el número como el tipo de pagos que hará el juego.

La volatilidad nos habla de riesgo, en realidad. Del mismo modo que existen los más variados tipos de jugador de slot, lo mismo podemos decir de los riesgos. Una de las cuestiones más importantes que deberás ser capaz de decidir como usuario es qué tipo de volatilidad se adapta mejor a tu estilo de juego. No lo hemos dicho todo aún con esto ya que también es importante que adaptes la volatilidad a tu bankroll.

Tipos de slots según su volatilidad - JohnSlots

Más datos sobre la volatilidad

Como ocurre con otras cuestiones, también en la volatilidad de las slots existen diferentes clasificaciones. En líneas generales, podemos dividirla en 3 tipos bien diferenciados: alta, media y baja. Con esta clasificación, lo que se busca es poder definir con la mejor concreción qué slot es la que puede ofrecer mejores pagos a sus usuarios, cuál es la que te da ganancias con una mayor frecuencia o cuál acabará siendo más rentable a largo plazo. Todas estas preguntas pueden ser contestadas gracias a la volatilidad de las tragamonedas.

Los pagos de las slots varían mucho, sobre todo, en el corto plazo. De este modo, debes saber que te puedes encontrar con grandes cantidades o con casi nada. En este sentido, debes tener claro que esto tiene su lectura en negativo también. Nos referimos a que puedes ganar mucho o perder una cantidad considerable siguiendo la misma lógica. Más adelante, entraremos en más detalles acerca de esto.

La información que necesitas saber para conocer la volatilidad de las tragamonedas que más te gustan, aparece en la tabla de pagos que podrás consultar en tu web de referencia. Lo primero que debes analizar serán los premios estrella que se dan en función de los diferentes tipos de símbolos que aparecen en los carretes.

Como regla general, debes saber que estos pagos serán expresados siempre en forma de número múltiplo de las monedas que hayas jugado. Para que lo veas todo con mayor claridad, veremos un ejemplo de esto. Si el pago de un símbolo concreto es de 2000, esto quiere decir que esa será la cantidad que recibirás por cada moneda jugada. La diferencia que exista entre el premio más alto concedido por la tragamonedas en concreto y el más bajo será lo que conocemos como volatilidad.

Lo que te vas a encontrar en muchas de las slots más conocidas es que su jackpot más bajo rondará las 50 – 100 monedas. Ese será, pues, el valor del bote fijo y es lo que se debe tener en consideración al intentar entender la volatilidad de la tragaperras.

Tipos de slots según su volatilidad

Ahora que ya conoces un poco qué significa y de qué hablamos cuando aparece el término volatilidad, es hora de hablar de los diferentes tipos de slots que hay cuando las clasificamos en función de esta variable. Es importante que sepas distinguir bien en qué categoría se encuentra la tragamonedas que más te guste porque eso tendrá mucho que ver con tus posibilidades de ganar. Una vez más, usa el sentido común y ten muy en cuenta tus características y objetivos como jugador antes de lanzarte a jugar a la tragamonedas que, quizás, no sea lo que buscas.
Estos son los tipos de tragaperras online con los que te puedes encontrar en función de su volatilidad.

Tragaperras de baja volatilidad

La regla general que define este tipo de slots frente a las demás es que paga más veces que el resto. Este dato es muy atractivo, pero debes tener en cuenta que sus pagos nunca serán de cantidades tan grandes como las de las tragamonedas de media o alta volatilidad. Además, también los jackpots de estas slots serán bastante más pequeños y eso se debe a que deberás correr riesgos mucho más pequeños que otras en tus apuestas.

Siempre es complicado concretar cantidades exactas, pero, por norma general, una slot de baja volatilidad te puede dar alrededor de un 25 % más de la cantidad con la que hayas empezado a jugar. Si, por ejemplo, comenzaste tu juego con unos 50 euros y ves que la ganancia media se sitúa en el entorno de los 15 euros, es el momento en el que deberás dejar el juego, sin duda.

Las tragaperras de baja volatilidad, por ejemplo, Starburst de NetEnt, son ideales para todos aquellos que cuenten con un presupuesto bajo o que, simplemente, hayan decidido jugar cantidades bajas. Además, también pueden ser la opción ideal para aquellos que prefieren jugar a un ritmo más relajado para poder conocer a fondo todas y cada una de las posibilidades que les ofrece el juego. Dicho de otro modo, no estamos ante la opción ideal para aquellos que estén siempre buscando emociones fuertes.

Una de las aplicaciones concretas de las tragamonedas con baja volatilidad tiene mucho que ver con los bonos de bienvenida de las webs de casino. Como sabes, para llevarte los fondos que ofrecen las webs, debes ser capaz de cumplir con una serie de requisitos de apuesta muy concretos. Este tipo de slots son ideales para lograrlo por el bajo riesgo que suponen.

Tragaperras de volatilidad media

La norma general nos dice que este tipo de slots tienen un riesgo un poco mayor que las que acabamos de ver. Una vez más, llegan las complicaciones cuando queremos darte cifras, pero suelen pagar cada 20 giros, más o menos. Además, los usuarios de este tipo de tragamonedas podrán disfrutar de jackpots más grandes que las de baja volatilidad. Como contrapartida (siempre las hay), debes saber que sus características afectan a tu presupuesto para jugar, ya que los premios tardarán mucho más en aparecer y en llegar a tus manos.

Estas tragaperras son, sin duda, las más populares y están pensadas para usuarios más osados y que buscan emociones más fuertes. Además, suelen ser perfectas para aquellos que cuenten con más fondos para jugar y también para los que cuenten con la experiencia necesaria para saber cuándo dejarlo.

Si te decides por una tragamonedas de este tipo, puedes esperar unas ganancias del 35 % de la cantidad con la que empezaste a jugar, pero esto será a largo plazo y eso hace que no vayas a tener garantías.

Tragaperras de alta volatilidad

Ahora que ya conoces las características de las anteriores, seguro que te preguntas cuándo y por qué debes jugar a una slot de alta volatilidad, por ejemple Book of Dead de Play’n GO. En este sentido, solo deberás lanzarte en el caso de que seas uno de esos jugadores capaces de mantener templados sus nervios en todo momento. Estas tragamonedas no pagan muy a menudo, pero compensan sobradamente esta condición con el hecho de que sus premios y botes son muy superiores al del resto de slots.

A pesar de lo que pueda parecer, no es necesario ser un gran apostante para ser capaz de sacar un buen rendimiento de este tipo de tragamonedas. Esto no quiere decir que no debas tener muy en cuenta cuestiones tan relevantes como que podrías llegar a estar hasta 100 giros jugando para poder ganar un premio en este tipo de slots. Es por esta condición que debes elaborar un plan de acción muy claro para jugar a estas tragamonedas. Ten paciencia, lleva bien tu estrategia y decide bien cuándo dejarlo.

Estos son los riesgos de estas tragamonedas, pero en la parte positiva te encontrarás con que su alta volatilidad te dará un nivel de diversión mucho mayor con respecto a otras. Nuestro consejo es que, si cuentas con la paciencia y los recursos suficientes, no dejes de disfrutar de las tragamonedas de alta volatilidad