Reglas del Blackjack

header-image

Un duelo mano a mano. Se dan dos cartas a cada jugador y dos al crupier. Después de eso, podrás recibir más cartas para ir sumando sin pasarte de 21. Te damos todo lo que debes saber sobre blackjack online.

Como cualquier otro juego, el blackjack también cuenta con sus propias normas. Como es obvio, cualquiera que desee tener éxito en esta modalidad, deberá conocer sus normas lo mejor posible. En nuestro artículo de hoy, vamos a hablar de las normas clásicas del blackjack, aquellas que rigen en la gran mayoría de webs de casino en línea del momento.

888 Casino logo
888casino
Análisis de casino
3.5 / 5
Bonos de bienvenida
150€
Después del primer depósito
100% hasta 150€ + 20€ gratis
Interwetten.es Casino
Interwetten
Análisis de casino
3 / 5
Bonos de bienvenida
100€
Después del primer depósito
100% hasta 100€

El valor de las cartas

Puede parecer obvio, pero es vital conocer el valor de las cartas. Las que se encuentran entre el 2 y el 10, suman el valor que tienen. Las figuras como la J, la Q y la K sumarán 10. Hay una carta especial y distinta a todas las demás. Nos referimos al As, que puede valer tanto 1 como 11, según los intereses del jugador.

Elementos importantes en una mesa de blackjack

Durante el juego de casino, siempre estará presente el crupier que se sitúa frente a los jugadores. A cada uno de ellos se le asigna una posición desde donde jugará en todo momento. Allí recibirá sus cartas y la posición estará marcada en todo momento. Lo que se busca con esto es que todo esté ordenado

Elementos importantes en una mesa de blackjack

Manos duras y blandas en el blackjack

Ya sabes que el valor del as puede variar. De ese mismo modo, también las manos pueden ser más o menos valiosas. Si incluye un as, la conocemos como “mano blanda”. Esto se debe a que cuenta con dos posibles puntuaciones.

La “mano dura” no tiene ases, así que tan solo ofrece un resultado posible. Esto tiene una gran importancia a la hora de elegir una estrategia de juego ya que, con una mano blanda, lo mejor es seguir pidiendo cartas.

Colocar las apuestas

Antes de que se comience con el reparto de las cartas, cada uno de los jugadores presentes en la partida deberán decidir cuánto quieren apostar. Por supuesto, esa cantidad deberá estar dentro de los límites que marque su mesa.

Cada mesa tiene una cantidad distinta, tanto en los máximos como en los mínimos. A esto se le conoce como “límites de la mesa”. Estas apuestas se colocan en la caja que cada jugador tiene frente a él.

colocar las apuestas en blackjack

Pedir o plantarse

Todo arranca por el jugador que se sitúa a la izquierda del dealer. Cada uno de los jugadores tiene su oportunidad de recibir más cartas. Si los jugadores están contentos con las cartas recibidas, pueden indicar a todos que se planta, que se queda como está. En el caso de que quiera una carta más, deberá pedirla. No existe un máximo de cartas que puedas pedir.

Las cartas ya repartidas

Siempre se comienza a repartir las cartas por el jugador que está a la izquierda del crupier. Cada uno de los jugadores se llevará una carta, lo mismo que el crupier, hasta que todos tengan dos cartas. Se debe repartir boca arriba para que todos puedan ver lo que tienen. En el caso del crupier, la primera carta irá boca arriba, pero no así la segunda.

Resultado

Tras la eliminación de cada jugador o si se han plantado, llega el turno del dealer. Si se pasa, todos aquellos jugadores que cuenten con una mano de 21 o menos habrán ganado. Si el jugador tiene una mano válida, cada una de ellas debe compararse con la del crupier. En este caso, ganará la mano más alta. En caso de empate, se devolverá la apuesta original al jugador.

Cuando se hayan repartido las cartas, solo deberás decidir si pides otra o bien si decides plantarte. Esta decisión es compleja porque debes tomarla en un momento en el que solo conoces una de las cartas que el crupier tiene.

La otra permanece boca abajo. Una vez que todos hayan jugado su mano, llega el turno del crupier. Debe pedir cartas hasta llegar al límite que hay establecido el casino. Al final de esto, debes comparar tu mano con la del crupier. Si la superas o empatas, ganas.

Opciones durante una mano

Lo que acabamos de describir, es el proceso habitual en una mano de blackjack. Pese a esto, puede haber variantes de todo tipo a lo largo de tus partidas. La primera impresión sobre el blackjack es que se trata de un juego muy sencillo, pero iremos viendo cómo se complica. Vamos a ver algunas de estas situaciones.

Conocer las normas del blackjack puede no ser suficiente para ser un buen jugador. También es importante que estés al día de las variantes que puedan aparecer. Tal y como ocurre en otros muchos juegos, el blackjack tiene una parte impredecible en la que puede que resida su encanto.

Seguro

reglas del blackjack

Podrás aceptar un seguro muy beneficioso para tus intereses si, al haber acabado el reparto inicial de cartas, la que queda boca arriba del crupier es un as. Cuando esto ocurre, deberás colocar una nueva apuesta por valor de la mitad de la original si el crupier tiene un blackjack.

En esta situación y si el dealer tiene una carta por valor 10, ganarás la apuesta del seguro. Lo más habitual es que se pague 2 a 1. La gran ventaja de esto es que tus pérdidas se van a reducir de un modo notable. Además, en el caso de que el crupier no haya logrado 21, perderás la apuesta y la mano seguirá su curso con normalidad.

Las apuestas de seguro funcionan a favor de la casa en buena medida. No existen las situaciones mejores para usarlas, así que deberás guiarte por tu intuición.

Rendirse

Gracias a esta regla, podrás renunciar a la mano que hayas logrado, antes de que recibas tus cartas adicionales. La norma general dice que esto solo se puede hacer en el caso de que la carta tapada que tenga el dealer posea un valor de as o de 10. Debes tener en cuenta que no puedes tomar esta decisión en cualquier momento. Solo podrás hacerlo después de que el crupier haya comprobado que no tiene blackjack.

Dividir

Los jugadores de blackjack pueden llevar a cabo la opción de un Split, es decir, dividir sus dos primeras cartas. Esto es posible solamente si las cartas tienen el mismo número par. Gracias a esto, podrás jugar dos manos al mismo tiempo con las que te permitirán apostar en ambas por igual. De este modo, estarás duplicando tus opciones de ganar.

Doblar y pedir

Es muy habitual que, tras haber recibido las 2 primeras cartas, se te dé la posibilidad de doblar la apuesta que habías hecho inicialmente justo antes de pedir una nueva carta. Deberás tener en cuenta que, a menudo, solo vas a tener la ocasión de pedir una carta, así que estamos ante una opción de riesgo.

Bet behind

Es una de las normas más curiosas de cuantas vas a ver en el blackjack. Los jugadores pueden realizar una apuesta por la mano del que esté sentado en la mesa. Esto solo significa que podrás poner el dinero a favor de uno de los jugadores, pero en ningún momento podrás aconsejar o decidir por el jugador. Esta opción nació por la dificultad de encontrar sitios libres en los casinos de Las Vegas.

Apuestas paralelas que se pueden hacer en blackjack

Las apuestas paralelas que vas a poder hacer dependerán mucho del tipo de blackjack al que estés jugando. Existe una amplia e interesante variedad de estas apuestas. Para poder hacerlas, lo más habitual es que se te exija una apuesta baja.

Esto se acabará volviendo una opción muy atractiva para la gran mayoría de usuarios. Debes tener en cuenta que las tasas de pago de este tipo de apuestas son mucho más bajas que las que ves en las apuestas normales.

La mejor opción es que veas estas ofertas como una diversión extra ya que han demostrado muchas veces sus buenas condiciones para dar una mayor emoción al juego. Por el contrario, no son opciones que vayan a hacerte ganar demasiado.

21 + 3

Estamos ante una de las apuestas más comunes en el blackjack. Su funcionamiento básico dice que la mano del jugador y la carta del crupier que se encuentra boca arriba se jugarán como un póker de 3 cartas.

El jugador ganará en el supuesto caso de que logre color, escalera, escalera de color o trío. El RTP de este tipo de apuestas es muy potente, así que puede ser una magnífica opción para mejorar tus resultados.

Pares perfectos

Otra de las normas que aparecerán en más ocasiones durante tus partidas de blackjack. Es muy popular y buena parte de su éxito entre los usuarios reside en si enorme simplicidad. Para ganar con esto, todo cuanto debes lograr es recibir un par de mano.

Según cómo sea este par, podrás disfrutar de un tipo de tase de pago u otro. Como decimos, hay muchas variables distintas, pero el RTP se sitúa en el 94.21 %, una cifra interesante.

Las damas felices

doblar y pedir o rendirse en el blackjack

Es una apuesta bastante conocida por los jugadores de blackjack, pero debemos decir que no se trata de una opción potente. Las posibilidades que ofrece de darte premios son muy bajas, así que ha acabado siendo una opción muy poco atractiva. El objetivo para el que se puede usar este tipo de apuesta es que tus dos primeras cartas acaben sumando 20.

Suit´em Up

En este caso, las dos primeras cartas que tenga el jugador solo podrán ganar frente a las del crupier si son del mismo palo. Eso sí, debes saber que los pagos van a variar mucho en función de las cartas que tengas. Por ejemplo, los ases del mismo color son muy potentes y pueden darte grandes pagos.

Lucky Lucky

Se trata de un tipo de apuesta paralela que logra combinar las dos primeras cartas del jugador con la de arriba del crupier. En este caso, las manos ganadoras sumarán 19, 20 o 21, con bonos de lo más interesantes. Esta cualidad hace que los pagos vayan a ser muy distintos, pero, en líneas generales, estamos ante una apuesta bastante interesante.

Pasarse 21

Las normas del blackjack están llenas de giros y expresiones concretas que sería bueno que conocieras. En este caso, se refiere a la posibilidad de que tanto el jugador como el crupier de pasen de la suma total que se acepte. Puedes jugártela a ver si logras que el crupier te dé cartas por valor de 17 en una mano dura.

La gran dificultad de este tipo de jugadas es que uno mismo puede acabar pasándose. El jugador siempre juega antes que el crupier y eso hace que la casa cuente con una clara ventaja.

Como has podido comprobar a lo largo y ancho de este artículo, el blackjack es un juego que cuenta con muchas variantes que debes tener en cuenta. Pese a esto, en la práctica, es cierto que este juego se va a centrar en buena medida en una o dos de estas apuestas. Las más habituales son la 21 + 3 y los Pares Perfectos, pero creemos que siempre es positivo que conozcas el resto de opciones.

Nuestra conclusión es que no dejes de conocer las normas que rigen este juego porque solo así podrás disfrutar más de él y mejorarás tus opciones de hacerte con buenos premios. Una vez que sepas bien sus normas, ser un gran jugador de blackjack será tan solo cuestión de tiempo.

Casino777.es
Casino777
Análisis de casino
4 / 5
Bonos de bienvenida
600€
Después del primer depósito
600€ + 25 giros gratis