Cómo ganar jugando al póker

header-image

Ganar jugando a una de las modalidades con más solera de cuantas te puedes encontrar en las webs de casino. Este es el gran sueño de todos cuantos se acercan al póker con más o menos nivel. Como sabes, aquí no es tan relevante el azar como, por ejemplo, en las tragaperras, así que deberás ser capaz de mostrar tu talento si quieres ganar.

A pesar de que no existen métodos infalibles para que ganes siempre, lo cierto es que sí podrás seguir los consejos de nuestros expertos para mejorar. Estamos seguros de que lo lograrás con gran facilidad y lo verás en tu cuenta de resultados.

Al empezar a jugar

Cuando se tiene poca o ninguna experiencia, es el momento de cargarse de la mejor información y seguir los consejos de los expertos. El póker no es un juego sencillo en el que cualquiera pueda ganar tras un golpe de suerte. En JohnSlots ya te hemos ofrecido nuestra guía para novatos, pero aquí afinamos más aún nuestros consejos para que puedas ganar:

Elegir bien tus partidas

En el momento en el que te sientas más seguro, será el instante en el que puedas empezar a apostar. Sin embargo, debes elegir bien la mesa en la que quieras jugar. Será siempre mejor que lo hagas en una mesa fácil y quizás ganar poco, que jugar en una mesa muy potente en la que pierdas con total seguridad.

Cómo Ganar En El Póker

Jugar con serenidad

En el póker, muy pocas cosas son tan importantes como la toma de decisiones. Para acertar en cada mano, en cada movimiento que quieras hacer para ganar, es vital que mantengas la cabeza fría y la mente despejada. Mantén siempre la concentración en lo que estás haciendo y en lo que hacen los rivales.

En el caso de que te sientas nervioso o estresado, una buena idea sería que hagas una parada para descansar y relajarte. Si sigues jugando sin estar tranquilo, el resto de jugadores lo aprovecharán.

Nada de alcohol al jugar

Ponemos este ejemplo como podría ser otro. Nunca juegues bajo los efectos del alcohol o cualquier otra cosa que pueda perjudicar tu atención. Si tu objetivo es ganar como jugador de póker, debes evitar el consumo de alcohol en todo momento para ser capaz de mantener tu atención al máximo. Es cierto que el póker es un juego y como tal debes tomártelo, pero si tu objetivo es ganar, debes tener a tope tus 5 sentidos.

Marca claramente tus límites

Este tema también es muy importante porque nadie puede ganar apostando más de lo que puede soportar. Puede que un día lo hagas y la suerte te sonría, pero esa no es una buena estrategia para ganar jugando al póker. Empieza con apuestas de tu nivel y vete subiéndolo poco a poco a medida que ganes experiencia y confianza. No tengas prisa por subir de nivel porque todo eso irá llegando con el tiempo.

Temas importantes durante las partidas

Por muy preparado que estés para jugar, cada mano es un mundo nuevo. Debes saber tomar decisiones bajo presión y ser capaz de reconocer cuándo eres fuerte y cuando no tanto. Aquí van algunos consejos que pueden hacer que ganes durante la partida:

Atención a los otros jugadores

La capacidad de observación es una de las más grandes virtudes que puede tener un jugador de póker. No pierdas de vista al resto de jugadores y analiza cada comportamiento que tengan en la mesa. Hay jugadores más duros y otros menos, pero, si te mantienes frío y observas con atención, podrás sacar ventaja, sin lugar a dudas.

Poker Online

Las cartas en la mesa: la clave

No puedes perder ni un solo detalle de todas las cartas que se encuentren en la mesa. Estudia durante unos cuantos segundos las cartas comunes. De ese modo, podrás imaginar posibles combinaciones que puedes hacer y posibles situaciones que se puedan dar durante la partida. Empieza a jugar en el momento en el que ya hayas estudiado las posibilidades que tienes en cuanto a escaleras y color. Cuando hayas desarrollado a tope esta capacidad de análisis, serás capaz de conocer de antemano tus posibilidades de ganar.

Nunca puedes jugar todas tus manos

Cualquier jugador que cuente con un mínimo de experiencia en el póker será capaz de reconocer a un novato solo con ver que alguien juega cada mano. No es necesario jugarlas todas. Debes ser prudente al máximo y, si ves que cuentas con una mala mano, déjala ir sin problema y sigue concentrado. Es mejor esto que jugar y dejar al descubierto tus lagunas como jugador.

Faroles, los justos

Para ganar al póker hay que ser más inteligente que el resto y superarlos con todas las armas que te ofrece este juego. Una de ellas son los faroles, una artimaña muy efectiva, si se usa correctamente y cuando se debe. Si lo utilizas de vez en cuando, te ayudará a ganar, pero si abusas de él, lo más probable es que el resto de jugadores te descubran y los faroles acaben perdiendo su efectividad.

Haz tu juego lo más variado posible

Hay millones de caminos que te pueden hacer ganar en el póker. Seguro que alguno de ellos te hace sentirte un poco más cómodo que otros, pero lo que importe de verdad es que seas capaz de variar lo máximo posible tus estrategias. Por muy bien que uses alguna de estas técnicas, el resto de jugadores acabarán sabiéndolo y tomarán medidas en tu contra. Cuantos más recursos sepas usar en tu favor, mayor será la ventaja que tengas contra el resto. Además, lograrás un efecto importante al hacer dudar al resto sobre tus intenciones. No podrán estar nunca seguros de si vas con una mano fuerte o estás usando faroles de nuevo. Una vez más, en la variedad estará buena parte de tu éxito.

Saber cuándo abandonar la mano

Muchos jugadores se resisten a abandonar una mano por el mero hecho de haber apostado en ella. Este es un error mucho más frecuente de lo que podrías pensar. Contra ello, hay una máxima que debes tener bien presente en todo momento: el dinero que hayas jugado, ya no te pertenece, así que no tienes por qué seguir jugando por eso. Cuando veas que ya no tienes posibilidades de ganar, es el momento de detenerte, dejar de jugar y evitar así caer en más pérdidas.

Descansa cuando sea necesario

Hay partidas que pueden ser agotadoras. Se sabe que la atención empieza a decaer después de 30 minutos, así que no dudes en descansar cuando lo necesites. Es mucho mejor y acabará siendo mucho más rentable para ti que te pierdas una mano, que jugarla en una mala situación y perderla. Acepta que es imposible estar al máximo el 100% de tu tiempo y seguro que podrás ganar mucho más en el largo plazo.

No iguales continuamente solo por ver las cartas del rival

Muchos jugadores sienten la necesidad de saber las cartas con las que contaban sus rivales aunque ellos ya no sigan en la partida. Si ves que no puedes ganar, déjalo sin más y olvídate del resto. No merece la pena en absoluto que sigas adelante porque esto solo logrará que pierdas más y más dinero. Lo de ver las cartas del rival no es más que una pequeña manía que es mejor que olvides lo antes posible.

Algunos trucos útiles en el poker

Algunos trucos útiles tras las partidas

Los buenos jugadores de póker parecen empeñados en serlo las 24 horas del día, por eso existen algunas cosas que puedes hacer incluso tras haber finalizado las partidas. Aquí te dejamos algunos consejos, pero estamos seguros de que tú mismo podrás añadir alguno más:

Humildad al ganar y saber perder

Si las cosas te han ido bien, simplemente, disfruta de ello y no fanfarronees porque es una actitud que no gusta nada en el mundo del póker. Si, por el contrario, estás pasando una mala racha, tómatelo con calma y recapacita para ver en qué puedes mejorar tus estrategias para ser capaz de volver a ganar lo antes posible.

Céntrate en mejorar tu juego

Debes estar en constante entrenamiento para ganar al póker. Existen cursos gratuitos que te pueden ayudar mucho a mejorar como jugador. Sé humilde incluso si todo te está yendo bien y recuerda que siempre hay cosas que pulir y mejorar. Si mantienes esta actitud, seguro que tus resultados continuarán mejorando y serás un gran jugador de póker.